Análisis: Braid

Braid

Con Braid, Jonathan Blow creó un plataformas que, al igual que BioShock, tomaba todos los elementos de un género que el jugador creía conocer para subvertirlos por completo y demostrar que aún queda mucho por explorar.

En la historia de Braid encarnamos a Tim, un hombre que va en busca de una princesa, y hasta aquí voy a contar, ya que lo importante en el juego es la idea principal, la vuelta de tuerca al género que lo condiciona todo, desde los niveles hasta la historia: el control del tiempo.

Algunas mecánicas del control del tiempo ya las conocemos de otros videojuegos, como el rebobinado, pero Braid crea las suyas propias, y llama la atención la naturalidad con la que aprenderemos a manejarlas, de forma intuitiva y progresiva, con tutoriales mudos que nos dejarán a nuestra suerte hasta que aprendamos a manejarnos solos.

Braid

Se aprende más con un foso y una llave que con cualquier tutorial in-game.

Se podría definir Braid como una reinvención de un Mario 2D de toda la vida en el que el tiempo tiene unas propiedades diferentes en cada mundo, y tendremos que familiarizarnos con ellas y aprender a utilizarlas para resolver los rompecabezas que se nos plantean en cada nivel, y así desentrañar la historia.

La mecánica del juego se basa en tres tipos básicos de puzles: conseguir llaves que nos abran puertas, conseguir piezas de puzles que nos ayudarán a visualizar la historia y eliminar a los enemigos de la forma apropiada o en el orden correcto para pasar al siguiente nivel. Los gráficos son coloristas e imitan una pintura a la acuarela, y la banda sonora (en la que encontramos el tema O Son do Ar, del grupo gallego Luar na Lubre) es relajante, y su ritmo se verá afectado dependiendo de nuestras acciones.

Braid es, en una palabra, una genialidad, una obra maestra capaz de cambiar la forma que tenemos de ver los videojuegos, ya sea como medio lúdico, artístico o narrativo. Al abordar Braid, la pregunta que debemos hacernos no es “¿de qué va Braid?”, sino “¿qué es Braid?”

Braid

Un remake de Donkey Kong, al parecer.

En homenaje a Braid, como si estuviéramos rebobinando el tiempo en el juego, este análisis (salvo los apuntes a pie de foto) puede leerse, frase por frase, al revés.

7 Respuestas

  1. Kiniela dice:

    Juegazo. Yo lo tengo a medio aun por quedarme atrancado en mas de un puzzle :S

  2. Alberto Sánchez Alberto Sánchez dice:

    Pues dale caña, que a ti te gustan los retos, ¿no?

  3. Kiniela dice:

    Vengo aquí casi después de un año y digo que ya me lo he pasado. El final me ha dejado ¡flipando!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies