Análisis: Candy Crush Saga

Más de 100 millones de descargas; aplicación nº1 en ingresos en Google Play y App Strore; 54 millones de jugadores diarios. Éstas son algunas de las mareantes cifras de este adictivo juego que ha enganchado tanto a jugadores casuals como a hardcores, incluyendo también a este Jugador Anónimo.

candy crush

Desarrollado por King en 2012 primeramente para Facebook, Candy Crush es la evolución del mítico Bejeweled. En él debemos de unir 3 o más gominolas del mismo color para ir eliminándolas del panel de juego hasta conseguir el objetivo que nos proponen, que puede ser o conseguir un número determinado de puntos, eliminar del tablero ciertas casillas o bajar hasta el final del panel ciertos ingredientes tales como cerezas o avellanas.

Al igual que en su “antecesor”, en este también tenemos diferentes caramelos o gominolas especiales las cuales podemos conseguir uniendo un número más elevado de gominolas que nos ayudarán a destruir más y hacernos la partida más fácil. Pero ojo, que al igual que existen estos caramelos especiales, también tendremos obstáculos, como por ejemplo portales, que nos joderán y nos harán pensar mucho más de la cuenta para pasarnos el nivel.

Pero… ¿dónde está realmente la “evolución/actualización” que comentábamos al principio? Lo primero, es la posibilidad de comprar con dinero real una serie de boosters o habilidades especiales de un solo uso que podremos utilizar durante los distintos niveles. También decir que gracias a esto por la gran cantidad de ingresos que genera, no se nos muestra publicidad, lo que se agradece.

Lo segundo, y gracias a la red social, es que si te quedas sin vidas (5 en total que se generan una a una cada 30 minutos) puedes pedirles a tus amigos que te envíen alguna, lo que hace que tras un breve descanso puedas continuar jugando. Pero además, el juego contiene un ranking en cada nivel que te mide con la puntuación con la de tus amigos.

Y lo último y más asombroso, es que el juego ¡¡TIENE HISTORIA!!. Sí amigos, Candy Crush posee un pequeña historia, la cual trata de Tiffi y Mr. Toffe, dos personas que van ayudando a otros personajes y solventando algunas dificultades mientras caminan a lo largo de sus más de 400 niveles diferentes que contiene este entretenido juego.

En resumen, Candy Crush es un juego casual que usa una fórmula de juego ya empleada anteriormente, pero que a pesar de la gran cantidad de innovaciones que hay en la industria de los videojuegos, sigue funcionando, sigue siendo adictiva y cumple perfectamente la función de “juego para ir a cagar”.

Reox

Reox

Me llaman ratkid por jugar a CoD y a PES aunque de kid ya voy teniendo poco... de lo otro puede que si tenga bastante.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies