Opinión: “La culpa es de los videojuegos”

Me estremezco al ver noticias como “Un niño mata a su madre por culpa de un videojuego” o al recordar el caso del Asesino de la Katana, aquí, en mi tierra. Pues la última noticia que me ha motivado a escribir esto no tiene relación directa con los videojuegos, sino con una consola: “Un niño viola a su hermana pequeña por ver pornografía en su consola”. Y la culpa seguramente es de la consola, como lo es en otras noticias sobre videojuegos. Creo recordar que todo dispositivo con acceso a la red tiene la posibilidad de activar un control parental para proteger a los más pequeños. Si los padres no lo activan, quizá sea por desconocimiento o despreocupación, pero me retuerzo, y cada día más, cuando la culpa siempre la tiene nuestra querida industria. Quizás si los padres supieran a qué juegan sus hijos, cosas de este estilo no pasarían, pero claro, es más importante que el niño esté callado y jugando que dando follón.

Quiero recordar a todos los lectores lo que es el PEGI . Es un simple sistema que sirve para calificar al juego, tanto por edad como por contenido. Aquí en España son los “dibujitos que hay detrás de la caja”, y así nos va, con niños de ocho a diez años pegando tiros en un shooter bélico como Call of Duty o librando una cruzada a sangre fría contra templarios en Assassin’s Creed. ¿Qué quiero decir con esto? Muy simple, que no cuesta nada ver que, detrás de la caja, hay un número que dice la edad recomendada para jugar al título, y por mucho que el niño quiera jugarlo porque sale en la tele y sus amigos lo tienen, si no tiene un contenido adecuado, cuando tenga la edad y la madurez mental para jugar al título, que lo haga. Quizás con esto evitaríamos estas noticias tan fatídicas y tétricas.

Varios símbolos del PEGI

Los videojuegos son un entretenimiento. Al igual que un padre no lleva a su hijo de ocho años a ver una película de terror o de acción para mayores de edad, que tampoco le dé un videojuego que esté catalogado para un público adulto, porque con esto contribuimos de manera negativa al crecimiento de los más jóvenes. Ya no es sólo que puedan llegar a ser niños rata que no aprenden una dinámica de equipo porque el otro “es to paquete y me enfado y lo insulto y le digo de todo porque soy el más macho de internet con mi voz de pito”, que eso es lo mejor que les podría pasar, sino que podrían a llegar a confundir lo que es correcto, o el saber comportarse e incluso llegar a imitar a nuestros queridos personajes de los videojuegos e intentar saltar distancias enormes o practicar esa técnica final con alguno de sus compañeros consiguiendo hacerles daño. Y digo esto porque, gracias a Dios, no vivimos en Estados Unidos. Si no, tendrían acceso a cualquier arma y se podrían marcar un “killing spree” en cualquier instituto.

¿Creéis que esto son imágenes para menores?

Esto ya no va sólo dirigido a la conciencia de los padres, sino también a las tiendas y a las distribuidoras. Yo he visto cómo vendían GTA V a gente que aún no tenía un graduado escolar. Entiendo que, cuando yo era pequeño, esto no estuviera tan extendido y pasara con más frecuencia, pero, viendo todos los hechos que han sucedido, deberían pedir una acreditación donde se demuestre que tienen la edad recomendada para jugar el título. En uno de mis viajes a Inglaterra, para comprar el Devil May Cry 3 me pidieron el DNI, y al preguntar por qué, el dependiente me dijo que el juego era para mayores de dieciséis y contenía violencia. Me quedé muerto al ver como allí se toman estas cosas en serio, que parecen tonterías, pero es como debe ser. Debemos proteger nuestro futuro, los niños no necesitan jugar al Call of Duty y ser un Willyrex para poder disfrutar un buen título, pueden jugar a cualquiera de LEGO, que, además, les hará pensar y calentarse la cabeza, ampliando sus capacidades mentales, incluso.

Todo tiene una edad, y los videojuegos también.

Samuman

Samuman

Comunity Manager de jugadores anónimos, os traeré los mejores análisis de PC y las última noticias del sector de puño y letra.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies